¡Vallejo, que viejo tan cansón!

Fernando Vallejo es uno de los escritores colombianos más reconocidos del mundo. También uno de los menos premiados y debe ser por su forma de escribir que aunque tenga verdades puntuales, espanta hasta al más liberal de los liberales. El escritor antioqueño es un contestatario, un frentero y a su vez, un grosero e impertinente que a punta de madrazos y abusos verbales, impone su punto de vista que por muchos es aceptado y por otros, simplemente el desprecio total.

Leí hace mucho algunos libros de Vallejo, estuve en la presentación de su último libro. Escribí sobre su amor al idioma, a los perros y hasta de sus novelas biográficas. En la universidad, tuve una profesora que admiraba el conocimiento idiomático de vallejo, muchas veces lo citaba y hasta era tema de discusión en clase, pero en ocasiones, vi que se quedaba corta y el silencio su aliado para muchas cosas, era la respuesta de que este señor sobrepasaba los límites extremos de la aceptación.

El discurso que leyó en Cúcuta fue un desparpajo, un desahogo sobre este mundo y lo que está más allá. Aunque admiro ciertos escritos de Vallejo, tengo que decir que sus años de abuso en el lenguaje y la ofensa reiterativa a cuanta cosa no le parece ya se volvió un asunto cansón y desgastante. Ver una nota sobre o de Vallejo ya es sentir que la siguiente lectura estará cargada de un odio profundo, visceral que a la final, termina invadiendo al lector que con mucho esmero, culmina leyendo todo ese odio contenido durante meses en donde no se ha pronunciado. Ahora, no se niega que no haya hecho un ejercicio serio a la hora de analizar y criticar esta sociedad, este mundo mal habitado y de odiar como odia a la iglesia y al hombre que desproporcionado, destruye cada vez más, este mundo que se le dio como regalo.

Siento que Vallejo debería dejar de escupir tanta carroña, tanta contaminación porque aunque sea cierto, no es momento de ser tan violento, tan desproporcionado. Él más que nadie, sabe que hay formas de decir las cosas, no estoy defendiendo ninguno de los temas que el ataca con tanto fervor, sino que es prudente entender que al ritmo en el que él expone y exhibe sus consideraciones es violenta, dura y perjudicial para el auditorio o lector que se acerque. Es usted nefasto señor Vallejo, usted puede deshacer un buen corazón o un sentimiento puro con tanta fuerza en su discurso destructivo.

Que tenga o no tenga razón el asunto no es ese, pues en este país que busca alejarse de una u otra forma de tanta violencia en este caso verbal, no queda otro camino que empezar a odiarlo como se hace con el señor Uribe y su Centro Democrático. Sí, el chiquito culichupao que usted mismo ataca y que tampoco es mi santo de devoción, pero es justo decir que usted se está pareciendo a él, claramente respetando las diferencias. Porque la verdad es que los dos escupen fuego, ácido que arde en los oídos y en los ojos de quienes se acercan a ustedes. Vallejo defensor de los derechos de los animales, jefe y monarca del idioma, analista de la sociedad y amante de la buena música, la clásica, la de su piano, se está convirtiendo o ya lo es, en un hombre peligroso y no como acto subversivo literario, no como un faro de pensamiento y reflexión, sino como un déspota que busca el odio y la guerra entre las personas, entre los seguidores, entre los feligreses que lo persiguen sin medir distancia, sin pensar claramente que todo lo que usted dice es desde su dolor o desde su reflexión, pero que está repercutiendo en los demás causando un daño a nivel mental y social que usted no logra notar porque está lejos de esta patria chica.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.