Medianoche en París y el amor por la memoria

Mi argumento más fuerte para recomendar la película Medianoche en parís a pesar de los años, es precisamente ese, el tiempo. Siempre he disfrutado más leer un texto escuchando una canción que después me haga recordar lo leído, me gusta oírla bajito, que apenas pueda percibirla al fondo del texto para así conectarme con el escrito.  En definitiva Sídney Bechet en la canción Si tu vois ma mère no solo le hará dar sentido a este texto, sino también lo llevara a parís en los hermosos años 20s que es precisamente a lo que quiero llegar.

La película fue filmada en el año 2011 y fue galardonada con el premio Óscar al mejor guion original en el año 2012. El argumento de la película está basado en un protagonista llamado Gil Pender, un guionista de Hollywood y amante de la literatura que decide viajar a Francia con sus suegros y su futura esposa para encontrarse con lo que será el amor de su vida, Paris. Durante su estadía en la ciudad, Gil decide salir a dar paseos nocturnos en busca de inspiración para escribir una novela, hasta que, por accidente termina en un auto que lo llevará no sólo a los más bellos lugares de Paris, sino también a las mejores épocas que la ciudad haya visto nunca. Ernest Hemingway, Scott Fitzgerald. , Pablo Picasso, T. S. Eliot y Salvador Dalí son tan solo algunos de los artistas que nuestro protagonista tendrá el placer de conocer en esas noches mágicas, largas y fascinantes en las que el arte, el verdadero arte se reúne y se resume con la palabra: Paris. Gil, en el trascurso de la película, se ve obligado a cuestionarse si en realidad siente amor por lo que creía tiempo atrás antes de llegar a Francia, ¿En realidad le gusta su trabajo? ¿Ama a su novia? ¿Quiere salir de Paris?

Los colores, los diálogos, el argumento y el tiempo hace a medianoche en Paris una película agradable, divertida para los amantes de la literatura y fascinante al pensar que tan increíble sería volver a la época que tanto admiramos, nacer en el año donde para nosotros todo era perfecto y poder conocer a nuestros mayores ídolos aunque sea por un par de noches. Todo quisiéramos ser Gil.

La película escrita y dirigida por Woody Allen llegó a ser lo que nadie esperaba que fuera, rompió con las expectativas de lo que iba a ser una gran película para convertirse en una verdadera obra maestra en la industria del cine.

Así que los invito a viajar a Paris, a conocer a los mejores escritores y artistas franceses de los años 20s durante una hora y media, después la decisión es suya si quiera quedarse en Paris escuchando Si tu vois ma mère del gran Sídney Bechet con los ojos cerrados.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.