CONTRA LA ILEGALIDAD DE UBER

Con respecto al cumplimiento de los requisitos legales se evidencia el verdadero problema de UBER, pues no sólo demuestra como al Gobierno le ha quedado grande regularlo o colocarle fin a su operación, sino que además me atrevería a decir que expone la anarquía por parte de esta compañía y su forma de burlar las leyes.

El desarrollo tecnológico ha estado afectando nuestra forma de vivir al punto que ha incidido en nuestro desarrollo personal y profesional en una dimensión que no habíamos experimentado antes. Es así como en esta época o nueva era, el avance tecnológico ha evolucionado hasta el punto de modificar los sistemas de producción, administración y gobierno generando nuevas formas de ofrecer servicios y productos ocasionando así que la innovación cada vez se encuentre más ligada al uso y aplicación de nuevos medios tecnológicos. (ProBogota, 2017)

Dentro de las tendencias que hacen parte de la nueva era tecnológica está la aparición de compañías digitales que ha revolucionado las industrias tradicionales. Empresas como UBER, Spotify, Facebook, Timber y Netflix son ejemplos de dichas compañías. Su modelo de negocio privilegia el uso de las plataformas tecnológicas uniéndose de manera eficiente a la oferta y demanda del momento.  (ProBogota, 2017).

La entrada de la compañía UBER a nuestro país –aproximadamente en el año 2013- y la cual se ha ido posicionando en materia de movilidad como la nueva tendencia para transportarse, nos ha demostrado la importancia de la innovación y de la inclusión de los medios tecnológicos al momento de ofrecer bienes y servicios. Pero a pesar de su gran crecimiento y auge, su inclusión en el mercado Colombiano no ha sido fácil, pues se ha enfrentado a algunos problemas como lo es la aceptación de los usuarios y el cumplimiento de los requisitos legales para poder operar u ofrecer sus servicios en el territorio Colombiano como empresa de transporte. Respecto a los usuarios, UBER ha presentado una gran acogida ya que como me lo manifestó alguien durante una charla de amigos acerca del tema “Prestan un buen servicio, se dirigen al lugar que se necesita y lo más importante es económico”. Sin embargo esa última parte de lo económico es la que me queda sonando, ya que si entramos a analizar los gastos en los que incurre el transporte público –legales- frente a los  que incurre un UBER –de carro particular- como por ejemplo pagar impuestos de rodamiento, seguro contractual y extracontractual a parte del seguro de SOAT que deben tener los automotores en Colombia, el “famoso” cupo que aunque no se encuentra regulado por ley sigue siendo un gasto que deben asumir los conductores de servicio público y el cual actualmente puede costar alrededor de 60 a 80 millones teniendo en cuenta que este no es el valor final del automóvil pues a este valor se le debe agregar el costo del carro elegido, por ejemplo si se compra un Kia Picanto modelo 2016 que puede estar entre 27 a 32 millones más el valor del cupo el conductor puede estar pagando casi 112 millones el equivalente a un Mazda 6 modelo 2017.  Es por esta razón que UBER puede “darse el lujo” de reducir sus tarifas incluso hasta la mitad de lo que puede llegar a costar un trayecto en transporte público.

Con respecto al cumplimiento de los requisitos legales se evidencia el verdadero problema de UBER, pues no sólo demuestra como al Gobierno le ha quedado grande regularlo o colocarle fin a su operación, sino que además me atrevería a decir que expone la anarquía por parte de esta compañía y su forma de burlar las leyes, ya que como en algún momento escuchaba de uno de sus conductores “la plataforma está diseñada para indicarnos e incluso bloquear la prestación del servicio en los lugares donde la policía se encuentra haciendo controles para evitar que nos impongan sanciones como la suspensión de la licencia cuando ha habido reincidencia”. No obstante la justificación de UBER es que ellos no son una compañía que presta servicio público de transporte sino que lo único que hacen es ayudar a conectar a las personas que disponen de un carro y deseen compartirlo por una pequeña contraprestación con aquellas personas que se encuentren primero dispuestas a pagar la “contraprestación” y estén necesitando la movilización en la ciudad. Si esto es así ¿Por qué la necesidad de bloquear las direcciones en donde la policía se encuentra realizando controles con la finalidad de evitar sanciones por prestar servicios de transporte con carros particulares? Como decía mi abuelo aquí hay gato encerrado.

Pero para poder decir que UBER efectivamente no es un servicio de transporte público sino “una plataforma encargada de conectar personas” es necesario realizar el contraste de las características y requisitos que no sólo exige la ley, decretos o resoluciones sino que además han sido reafirmados por la Corte Constitucional en sentencias como la C – 033 de 2014:

  1. Su objeto consiste en movilizar personas o cosas de un lugar a otro a cambio de una contraprestación pactada normalmente en dinero.
  2. Cumple la función de satisfacer las necesidades del transporte de la comunidad mediante el ofrecimiento público en el contexto de la libre competencia.
  3. El carácter de servicio público esencial implica la prevalencia el interés público sobre el interés particular especialmente en relación con la garantía de su prestación – la cual debe ser óptima, eficiente, continua e ininterrumpida- y la seguridad de los usuarios – que constituye prioridad esencial en la actividad del sector y del sistema de transporte (ley 336/96 art 2).
  4. Constituye una actividad económica sujeta a un alto grado de Intervención del Estado.
  5. El servicio público se presta a través de empresas organizadas para ese fin y habilitadas por el Estado.
  6. Todas las empresas operadoras deben contar con una capacidad transportadora específica, autorizada para la prestación del servicio, ya sea con vehículos propios o de terceros, para lo cual la ley defiere al reglamento la determinación de la forma de vinculación de los equipos a las empresas (ley 336/96 art 22).
  7. Su prestación solo puede hacerse con equipos matriculados o registrados para dicho servicio.
  8. Implica necesariamente la celebración de un contrato de transporte entre la empresa y el usuario.
  9. Cuando los equipos de transporte no son de propiedad de la empresa, deben incorporarse a su parque automotor a través de una forma contractual válida.

Y de igual manera es necesario analizar la diferencia que la alta corte ha realizado con respecto del transporte público y privado pues como lo indico en la sentencia en  mención:

“El elemento definitorio de la diferencia entre uno y otro tipo de transporte es que, en el público, una persona presta el servicio a otra, a cambio de una remuneración, al paso que en el privado, la persona se transporta, o transporta objetos, en vehículos de su propiedad o que ha contratado con terceros.”

Es decir, la principal característica que diferencia el transporte público del privado no es cumplir a cabalidad con los tres requisitos del derecho de dominio (uso, goce y disposición) ya que con solo ser un mero tenedor o poseedor y sobre todo obtener una contraprestación por la movilización de la persona o de la cosa se está constituyendo como un servicio de transporte público.

En consecuencia para pertenecer al servicio de transporte público de manera legal y como en su momento lo mencionó el Procurador General de la Nación, el Ministerio de Transporte y la Superintendencia de Transporte en la sentencia C – 408 de 2004 de la Corte Constitucional:

El servicio público de transporte será prestado únicamente por empresas de transporte públicas o privadas, formadas por personas naturales o jurídicas legalmente constituidas y autorizadas para tal fin. Para ello se prevé por la ley, la expedición de una habilitación o licencia de funcionamiento que otorga la autoridad competente, previo el cumplimiento de ciertos requisitos relacionados con la organización, capacidad técnica y económica, accesibilidad, comodidad y seguridad, todo ello tendiente a garantizar una óptima, eficiente e ininterrumpida prestación del servicio público. Donde añaden que dichos requisitos se han solicitado con la finalidad de castigar la informalidad y piratería”.

Entonces ¿por qué no se ha podido regular el servicio UBER en Colombia, como lo han hecho en otros países? ¿Será consecuencia de la falta de pantalones del Gobierno? o ¿será por qué Germán Cardona Gutierrez y David Luna ministros de transporte y de las TICS respectivamente no han podido garantizar el principio del interés general sobre el particular? Estos cuestionamientos no se realizan porque me esté refiriendo al sentido económico del negocio o porque lo quiera atacar, por el contrario quiero manifestar mi preocupación hacia la seguridad del usuario; pues como lo he manifestado anteriormente al no encontrarse regulado el servicio de UBER éste no está en la obligación de contratar los seguros contractuales y extracontractuales que son exigidos al transporte público con la finalidad de proteger y garantizar los derechos que se puedan ver afectados ante un siniestro, por el contrario sólo están en la obligación de adquirir el SOAT vulnerado así el derecho fundamental a la igualdad tanto formal como material, la igualdad de armas y competencia leal.

En conclusión las respuestas a estas preguntas pueden ser muchas por ejemplo una de ellas es la evidente falta de mano fuerte del Gobierno con respecto a la regulación del servicio; sin embargo debo hacer mención que no me encuentro en desacuerdo con el servicio de UBER lo he utilizado y sé del buen servicio que ofrecen, pero aun así no estoy de acuerdo con su falta de lealtad e igualdad de armas frente a la competencia, lo único que se pide y como me decía un amigo cuando le comentaba sobre lo que estaba escribiendo es que como servicio público que es, debe ser regulado más no eliminado ya que las condiciones de operación son diferentes al igual que su carga impositiva por lo cual no se puede hablar de un derecho a la igualdad.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.