Política con los pies en la tierra

Voy a jugar a la pitonisa y diré que si llegan al senado lo que hay es una guerra de tonos de voz, volumen de las palabras denunciando y denunciando y haciendo poco.

 

gustavo BOLIVAR

 

Lo picó el bicho de la política. Quizás se estaba demorando porque su acercamiento constante a la realidad del país a través de sus guiones para televisión y sus libros que no tienen otro tema que el narcotráfico, la guerra y la guerra desde todos los ámbitos posibles, terminó dándole el empujón que necesitaba para tomarse las banderas del cambio político del país. Le sucedió lo del quijote: “Mucho leer y poco dormir le secó el cerebro”. En el caso del escritor sería: “Mucho escribir y vender hasta que se le secó el cerebro”. Y no con ánimo de ofender pero sí con sentido de analizar el papel que podría jugar Gustavo Bolívar en la política colombiana.

La ficción es un ejercicio que ayuda al escritor a crear mundos, a construir vidas que se pueden asemejar a la realidad, a la vida del común pero no del todo, no es tan directo como se cree. Estoy hablando de un ejercicio de escritura que busca el hecho estético, la pasión y el orden literario, sin embargo, como se trata de un escritor, pues todas las consideraciones anteriores le competen. Ese paso tan largo entre política y escritura no es nada fácil, no es soplar y hacer botellas, no es el cuento de hadas en donde me imagino un mundo mejor y voy detrás de el. Aquí estamos hablando de una historia de la política, de una historia colombiana que puede conocer muy bien-en teoría- pero ya en el ejercicio político hace falta camino. El escritor es una voz, un camino pero no creo que sea una solución. El congreso está lleno de gente con mucha experiencia en el campo de la corrupción, algunos de la honestidad, de la farándula, de la seriedad y el silencio, es un mundo que primero debe aprender a transitar y luego, debe ir detrás de los objetivos.

Gustavo Bolívar se metió en la historia de la literatura colombiana en la sección de literatura del narcotráfico, con su única novela: Sin tetas no hay paraíso. Libro que mostró la realidad de un país de ambición y materialidad constante. Se transformó en un Best Seller y su narración se convirtió en un ejemplo que ya ha ido pasando con el tiempo al igual que el libro.  Luego intentó con otros libros, los guiones para televisión en donde se destaca Los tres caines la historia de los hermanos castaño. Antes había hecho la película, serie, novela de su libro más famoso, luego cambió el propósito de su libro y series, entonces ahora es: con tetas si hay paraíso. Y así, sus productos tienden a ser Jekyll and Mr Hyde, pues cuando sobrepasan el elemento de la violencia y el amarillismo, cambian y todos sus personajes son buenos, para eso recordemos: Pandilla, guerra y paz. En pocas palabras se puede decir que Gustavo Bolívar exprimió como más pudo el negocio de la televisión barata y las historias amarillistas.

Este no es realmente el problema, de hecho no se puede juzgar por ello, por el hecho estético sí, pero por el hecho monetario no. El asunto fue que de tanto imaginar un mundo mejor, Gustavo Bolívar se imagina cambiando a su país mediante el lema: Los indignados al senado. Muy parecido a lo que sucedió en España con el movimiento los indignados que lograron tener gran acogida entre jóvenes por su gran influencia en las redes sociales, por allá en el 2011. Fueron capaces de mover los cimientos de la política española, pues su lema era ir detrás de la corrupción en los partidos políticos. Para ello contaban con la suma de 6.8 millones de seguidores mal contados, pues se abrieron paso con el apoyo de la gente en la política e hicieron algunos cambios notorios. El movimiento ahora está inactivo pero con algunos miembros o exmiembros en la política española. ¿Cómo lograron esto? Sencillo, lo primero que hicieron fue denunciar, exponer los problemas de corrupción usando las redes sociales, no discutiendo en ellas, ni grabando videos que inciten a la violencia del debate público. La gente los reconoció como tal porque ellos “no tenían” un líder, una voz que fuera la cabeza visible, simplemente la gente colocaba su rostro, lo cual era sentirse líder y seguidor.

¿A qué voy con todo esto? Primero que no es nada nuevo lo que están forjando. Segundo que se necesita más que lo que proponen. Tercero que hay algo claro que no va a pasar: Petro no será presidente, no habrá mayoría de su partido en el senado y para peor mal, se cree que con la popularidad de Petro y el apoyo de la gente, pueden ir a buscar el punto más alto. Creo yo, que deben empezar de cero, conquistando paso a paso la política, pues el que mucho abarca poco aprieta y se requiere de más intelectuales y gente importante del sector cultural y académico que esté en la causa. Una característica de los Indignados españoles, fue el apoyo de los académicos e intelectuales más importantes de Europa. Lo que pasa aquí,  es que los intelectuales son indiferentes al pensamiento de Petro.

La llegada de Gustavo Bolívar no va a cambiar en nada en lo que buscan. Se debe empezar de cero, pero la verdad, se necesita quizás gente pragmática en el asunto y no tan teóricas. Siento que el caso del escritor de Sin tetas no hay paraíso, es más una situación emotiva-utópica que de cambios directos y concretos. Voy a jugar a la pitonisa y diré que si llegan al senado lo que hay es una guerra de tonos de voz, volumen de las palabras denunciando y denunciando y haciendo poco. Vargas Llosa perdió en el Perú quizás por sus discursos elevados y aburrido, también por el juego sucio de Fujimori, pero quedó claro que su vida estaba destinada a la literatura porque su mundo era escribir, hacer ficción y crear mundos donde pudiera hacer que sus lectores pensaran mejor la realidad. Ahora, comparar a Vargas Llosa con Bolívar es desmedido y una falta de respeto con el premio Nobel desde todos los ámbitos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.