La otra cara del Fútbol [Opinión]

El problema de Edwin Cardona y Wilmar Barrios que le da la vuelta al mundo futbolístico por esto días, es un agregado más a los inconvenientes de todos los calibres que ha tenido este deporte. No es de justificarlos de ninguna manera, esto no tiene justificación y  de ser cierta las acusaciones, lo mejor es que estos jugadores reciban todo el castigo legal y futbolístico posible. Pero también cabe pensar que todo esto es culpa de los empresarios, del mismo deporte y de los aficionados.

Sobre todo de los empresarios quienes al descubrir un nuevo talento, los explotan de tal forma que su formación humana queda relegada a lo más mínimo hasta llegar al olvido. Y es que la verdad, este deporte es un flujo de dinero de forma exagerada y como dice el dicho: “por la plata baila el mono” así que nuestro jugadores, van detrás de la fama y la gloria haciendo eso que aprendieron desde pequeños: patear un Balón. La situación es sencilla: desde pequeños juegan al balón, la cancha y los camerinos no son los lugares más educados del mundo, lo digo porque jugué por casi doce años al fútbol y sé qué tipo de lenguaje se maneja, desde las groserías más atroces, hasta los actos más burdos. Tienes que salir del colegio e ir a entrenar, si todo va bien y te quieren en un buen equipo, el entrenamiento puede ser dos veces al día o una sola vez de cuatro a cinco horas, lo que indica que no se pueda estudiar, por ende estos jugadores buscan un colegio que le ayude a sacar adelante su bachillerato, el trabajo es online-en estos tiempos-, antes se dejaba el colegio y listo, problema solucionado. Si la cosa marcha perfecta, juegas en la primera y debes estar concentrado con el equipo todo el día, por ende no trasnochar, evitar la vida bohemia, disciplina deportiva. Lo que indica que no haya Universidad en las noches-aunque algunos sí hicieron el sacrificio y lo lograron-. Muchos de ellos vienen de estratos bajos, gran parte de su vida está en las canchas así que son más permeables a cualquier “propuesta” que rompa su disciplina. Así pasan casi veinte años y si bien les va, han logrado algo de dinero, un poco que les sirva para sobrevivir y mantenerse desde los cuarenta años hasta la muerte, en otros casos, la miseria les persigue y aunque hayan sido estrellas, son olvidados.

El fútbol, el mejor espectáculo del mundo como decía un locutor, es un arma de doble filo que obliga a crear máquinas de trabajo para que un grupo de aficionados, vayamos a ver a unos animales exóticos a los cuales les exigimos títulos, victorias, acciones asombrosas para apaciguar nuestro ánimo desmedido. Es importante que se evalúe la parte humana, una formación de verdad, que los veamos como seres que sienten y que son capaces de hacer muchas otras cosas que jugar fútbol. Recordemos algunos eventos de gran y menor calibre que le han sucedido a jugadores de gran renombre y que tiene que ver específicamente con falta de educación.

El primer caso tiene que ver con Adriano, Ronaldo el fenómeno y otros brasileros que fueron sorprendidos en varias fiestas en sus apartamentos lujosos con travestis. El asunto aquí no es su gusto sexual, sino el escándalo y las constantes quejas de vecinos que se sentían maltratados por el abuso de estos jugadores. Otro caso puede ser el del famoso Tino Asprilla, quien cada vez que se emborrachaba disparaba al cielo celebrando cuanta cosa pudiera, esto aparte de ser bochornoso es un acto irresponsable. Maradona y su pasión por la cocaína, hizo de él un gran jugador, uno de los mejores de su tiempo, pero arrastrado por los espectáculos y su vicio desmedido por la droga. Podemos seguir, podemos hablar de la esposa de Pablo Armero, quien fue golpeada brutalmente por el futbolista. Nuestro “querido” Teófilo Gutiérrez quien en varias ocasiones ha generado problemas, como la vez que sacó una pistola en un entrenamiento en Argentina, cuando jugaba para Racin de Avellaneda; Freddy Rincón, preso por narcotráfico y lavado de activos y así uno por uno los casos se pueden hacer visibles.

La vida de estas personas han estado a la merced de los DT y directivos, haciendo que se les escape los momentos básicos en donde queman las etapas de vida, y luego se dan cuenta que son máquinas de explotación y solo quieren salirse de esa atadura convirtiendo su vida en una burla constante por parte de todos, en un voz a voz de críticas y señalamientos abusivos. Sin embargo, no intento justificar nada sino exponer que todo esto es falta de educación, falta de humanidad, falta de que los clubes sean capaces de entender que son personas las que están ahí, que necesitan seguimiento y formación constantes, que esos jugadores no son de una educación Europea que anda bajo unos estamentos claros de comportamientos sino que la mayoría de ellos, vienen de comunas, de lugares peligrosos y traen consigo esa forma de ser que de vez en vez, quiere salir. Es importante no confundir la humildad con las experiencias vividas, con formas de ser. El fútbol necesita educar a su gente, esto no puede seguir siendo un juego de bestias. El día que el fútbol exponga educación, ese día se empezaran a educar los seguidores. ¿Puede servir como hipótesis? Valdría la pena probar, por el bien de todos.

Anuncios

2 Replies to “La otra cara del Fútbol [Opinión]”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.