Garzón, un tema de dignidad

La novela la sigo viendo, la veo porque quiero saber cómo el canal de fuertes conexiones políticas, va a contar quién lo mató, quién realmente fue la cabeza que gestionó la muerte de Jaime.

 

Una semana después de la presentación de la novela Garzón vive del canal RCN dirigida por uno de los hombres más reconocidos de este medio como Sergio Cabrera, solo deja dos sensaciones fuertes, dos sin sabores que vale la pena exponer. Lo primero es que la figura de Jaime Garzón como un Don Juan y un revoltoso no tiene nada que ver con el original. Lo segundo es que la historia está mal contada.

Ese Garzón que expone la novela está más que construido para generar en las personas un deseo amarillista. Como es claro en este país, es muy difícil que se venda un producto que cuente las cosas como son y que guarde con respeto la dignidad de las personas. Ejemplo claro está en las novelas que hablaron del Joe, Diomedes Díaz, De los tres Caines que más que una reivindicación fue una burla a las víctimas y a la violencia de este país. Acá lo importante no es si lo hizo RCN o Caracol, sino se trata de la tergiversación que se hace sobre un hombre que más allá de todos los adjetivos calificativos, honores y cariños que se le brinde, fue capaz de entender al país en un momento de mucho auge, en un momento en donde la confusión de la verdad, de los hechos se mezclaba entre el pan y circo que daban los medios de comunicación, la gente de la tienda, en los colegios. Así que Jaime Garzón entró en terrenos difíciles para sacar a la luz ciertas cosas que no supimos entender en su momento y que hoy nos lamentamos- no sabría decir si honestamente-.

Las problemáticas cronológicas son poco visibles, perceptibles para aquellos que no se han acercado a Garzón, que no lo conocen o no lo escucharon alguna vez así sea por Youtube. Ese Garzón de RCN parece una vieja chismosa ventilando los problemas de la vecina, creo que Jaime era más prudente en el momento de decir sus cosas, no andaba como mártir contándole al país lo que estaba sucediendo, no es como el del primer capítulo que enfrentaba a los bandidos exponiendo la vida de sus amigos. Garzón decía las cosas tal cual las interpretaba y confirmaba, con humor, con sarcasmo, con risa. Por ahora hemos visto un Garzón asustado, bocón y dejando la sensación que todo se lo buscó por hablar de más, como por ser importante-Tal cual como esto tiempos de Twitter  y otras redes sociales en donde todos son valientes-.

La novela ahora pasa por un momento de Flash Back, en donde se está contando cómo fue su formación, cómo fue su vida y para eso, se presenta a un Garzón muy humanitario desde niño, conflictivo, frentero, mejor dicho, un candidato a proteger los derechos de los más necesitados. Sé que quizás esas cosas nacen con la persona, pero también son formadas. La verdad es que esa figura es poco creíble, tal vez entender que Jaime comprendió a su país y entendió su papel ya cuando se vio sumergido en un mundo en donde lo que estaba haciendo tenía una repercusión. A lo que voy, es que son pocos los que nacen siendo mártires.

La novela la sigo viendo, la veo porque quiero saber cómo el canal de fuertes conexiones políticas, va a contar quién lo mató, quién realmente fue la cabeza que gestionó la muerte de Jaime. Para eso, es importante que también se ponga sobre la mesa el papel del gobierno de turno y los nexos de aquel entonces. Que se hable de las relaciones de los poderosos contra Jaime y cómo se digerían al país por culpa de ese gobierno flojo y miserable. Espero que también se hable del siguiente gobierno, ese de dos periodos que también tuvo que ver en la historia negra de este país.

Marisol Garzón y sus dos hermanos son los herederos y dueños de la marca Jaime Garzón. Ella fue la única de los tres que no firmó el consentimiento de la novela, por ende empezará un proceso legal contra el canal. Por esta razón adjunto una rueda de prensa que ella realizó para exponer el por qué y cómo se implementará la acción legal. De paso aclara algunos aspectos de la vida de Jaime y su familia. A su vez, para sostener estas palabras, está la columna Mea culpa de Alfredo Garzón, hermano de Jaime en donde expone su error por haberle firmado la autorización a un canal que se está burlando de la historia de su hermano, el cual no cumplió- según él- con lo prometido a la hora de contar su vida.

Sobre lo que exige Marisol, que no es más que un respeto por la memoria de su hermano, ha sido tildada por muchos como una mujer interesada, que busca dinero, que con unos trecientos millones dejaría de pelear. Pues claro, como muchos en este país creen que las cosas se solucionan con dinero y que prevalece más este interés que el de la dignidad, entonces tildamos. Creo que nos falta entender-bastante- el verdadero acto de dignidad, que necesitamos ser conscientes de la historia del país y de comprender que la televisión hay que verla críticamente, para interpretar lo que es real, lo que es ficción y lo que es un interés económico. Para llegar a eso se necesita sensibilidad y educación, ¿para cuándo eso?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.