¿SOY UN ASESINO? [Cuento corto]

“Menospreciadores del cuerpo
y de la vida, moribundos que están
a su vez envenenados,
seres de quienes la tierra se halla
Fatigada: ¡Acaben de irse de una vez!”
Nietzsche

 

SOLILOQUIO DE EMILIO: ¡Oh Dios mío! ¡Dios mío!, acabo de ver algo terrible, algo que no puedo contarles, él es mi amigo, ¡no sé qué hacer!, ¡Debo llamar a la policía!, ¡Oh no!, eso no lo puedo hacer, él es todo lo que tengo en mi vida, desde niños fuimos cómplices, hemos sido los mejores amigos, y los amigos se guardan secretos, se ayudan, se quieren, ¡no puedo delatar a mi mejor amigo!, ¡Oh Dios mío! ¿Qué hago? ¿Por qué tengo que ser tan racional? ¿Por qué no puedo ser como él?

¡No puede ser!, ahora que lo recuerdo, alguien nos vio, ¡Oh Dios mío! Existe un testigo ¿y ahora qué hago? ¡Debo llamar a Thomas!, ¡sí!, él sabrá como deshacerse del agricultor, ese entrometido viejo… ¡debo llamarlo pronto!, no podemos dejar que esto lo sepa alguien más, es obvio que si Thomas no lo elimina ahora mismo estaremos condenados a muerte…

– ¡Sí! ¡Estaremos tras las rejas! –Me dice Thomas, mientras yo lo veo reflejado en el espejo – ¿por qué no va usted mismo y lo asesina con sus manos? ¿Si yo lo pude hacer hace una hora contra la vieja usurera, por qué usted no lo hace también?…

– ¡Oh Dios mío! – Le dije exaltado – ¿Qué está diciendo Thomas?, ¡Yo no soy un asesino! ¡Yo no soy como usted!… ¡pero no se imagina cuánto no daría por serlo!, ¡No se imagina cuánto no daría por tener sus manos Dimitrianas, su rostro Dionisiaco y su corazón Mefistofeliano! –Luego de decir esto, di media vuelta para verlo de frente, pero había desaparecido.

Dos horas después…

Estoy agotado, ¿Qué se habrá hecho Thomas?, ahhhh… necesito dormir un rato… ¡aghhhhhhhh! ¡Lo que me faltaba! Tocan el timbre, mmmmmmmmmm… ¡ojala sea Thomas!, ¡Ashhh! ¡No puede ser!, es mi hermana Elizabeth, pero… ¿qué hace tan tarde en mi casa?, ¿por qué no se va con su marido y me deja la vida en paz? Ufffff… abriré la puerta…

¿Estás bien Emilio? – dice mi hermana – creí que te había pasado algo, estoy tan preocupada por ti hermanito, ¡yo me muero si a ti te pasa algo!, además, me vine corriendo porque no sé si sepas del rumor que corre por el pueblo, en el que dicen que la señora Sonia (la usurera) y el viejo campesino han sido asesinados, y… no es por acusarte, pero… ¡Yo sé que tú y Thomas tienen que ver con todo esto!, dime la verdad, te lo pido, yo te puedo ayudar, sólo confía en mi…

Hummmm… ¡No puede ser! – Me dice Thomas reflejado en el espejo- ¡ahora sí está metido en problemas!, ¡que desgracia! ¿Qué va a hacer?, ¿qué le responderá a su hermana?, acaso… ¿piensa mentir? O ¿piensa decir la verdad?, yo le recomiendo que no sea estúpido Emilio, ella es una perdedora, mándela para el carajo, hágame caso, yo sé porque se lo digo.

– ¡maldita sea Elizabeth! – respondo yo enfurecido – tú y tus estupideces me tienen cansado, ¡lárgate de mi casa!

¡Emilio! – Responde mi hermana sollozando – perdóname, perdóname por desconfiar de ti, yo solo quiero ser tu amiga, yo te veo tan demacrado, y…, enfermo, no sé, me gustaría que fueras de nuevo al psiquiatra porque recuerda que él te debe recetar y controlar  la dosis de la medicación constantemente, tú debes tomar los fármacos antipsicóticos  o de lo contrario, recaerías de nuevo.

¡Cállate! – Le respondí exaltado – ¡tú eres la enferma!, ¡no yo!, ¡Ya me tienes cansado!, ¡Déjame la vida en paz! ¡Es que acaso no te das cuenta! ¡Estoy cansado de ti! Y ahora, ¡lárgate de mi casa!, ¡te lo ordeno!, ¡no te quiero ver!, tú y todos los de este pueblo son unos enfermos y decrépitos, ¡sí!, perdedores como el campesino, la usurera y tú, ¡los odio tanto!, y esto va para ustedes, mi hermoso poema, aunque realmente pierdo mí tiempo porque yo sé que no lo entenderán, y de repente, el poema no lo recito yo, sino Thomas…

¡Seres Enfermos y Decrépitos!

“Menospreciadores del cuerpo
y de la vida, moribundos que están
a su vez envenenados,
seres de quienes la tierra se halla
Fatigada: ¡Acaben de irse de una vez!”
Nietzsche

¡Seres enfermos y decrépitos!
¿Por qué no se van de una vez?
¿Por qué siguen en mi mundo?
¡¿Es que acaso son ciegos?!
¡No se dan cuenta! ¡Yo estoy fatigado de ustedes!

¡Seres enfermos y decrépitos!
Menospreciadores del cuerpo y de la vida,
¡No esperaré hasta que se los lleve su Dios!
¡Yo mismo acabaré con ustedes!
¡No me importa su moral de plebeyos!
¡Acaben de irse de una vez!

¡Yo soy superior a ustedes!
Por fuerza, por altura de alma,
¡Les tengo tanto desprecio!
¡Estoy hastiado de ustedes: seres enfermos!
Y todo es culpa de Emilio y su filantropía,
Él me tuvo el estómago lleno de ustedes,
Por ello ahora los estoy vomitando…

(Y al terminar de recitar este poema me desmaye)

¡Emilio!, ¡Emilio!, ¡despierta!, ¡Despierta! – Dice mi hermana, mientras yo despierto con un fuerte dolor de cabeza en una camilla de hospital – ¿cómo te sientes?- me pregunta ella, acompañada de su esposo- ¿recuerdas lo que pasó en tu casa?, ¿recuerdas algo hermanito?, y yo no recordaba nada, y respondí: ¡no hermanita, no recuerdo absolutamente nada!, ¿qué me paso?, ¿por qué estoy aquí?…

Nada Emilio, no ha pasado nada – Me dice el esposo de mi hermana – sólo descansa, necesitas dormir, el médico ha dicho que necesitas reposo… te vamos a dejar solo para que puedas recuperar fuerzas.

Y cuando ellos salen de la habitación, escucho la voz de Thomas – Si supieran estos imbéciles, si supieran que usted se está haciendo el amnésico, si supieran como usted y yo los mataremos a ellos, y a todos los de este pueblo… – y yo…, yo sólo escuchaba un poco exaltado-

Decidí levantarme de la camilla y leer un documento que oscilaba como un péndulo en el umbral de mi puerta, y con letras que parecían jeroglíficos, logré leer lo que una doctora diagnosticaba:

Budapest, año 2018:

Paciente extranjero, no se sabe el país de procedencia, ha hablado en varios idiomas, con diferentes acentos, voces y dialectos, 26 años de edad, se diagnostica con un trastorno psicológico llamado Esquizofrenia, al presentar alucinaciones, delirios y comportamiento desorganizado, ha perdido el contacto con la realidad, manifiesta bipolaridad de personalidad, se ha presentado con el nombre de Emilio, pero muchas veces se le ha escuchado hablar con una voz a la que nombra Thomas, otras veces se le ha escuchado con una voz femenina, a la que nombra Elizabeth o la voz del esposo de Elizabeth. Se le ha mantenido en observación por 6 meses, presenta un alto grado de esquizofrenia con síntomas positivos, debido al alto grado de dopamina, se encontró presencia de drogas estimulantes en el torrente sanguíneo.

Manifiesta demasiada acción cerebral en la parte del sistema límbico (Nucleus Accumbens) y una hiperactividad en la zona mesolímbica del cerebro. (Fuente bibliográfica: libro de Psicofarmacología, 2015).

Observación #1: Debe mantenerse al paciente internado en la clínica  psiquiátrica de Budapest, en una habitación protegida, el paciente ha perdido totalmente el contacto con la realidad, se debe actuar con precaución y diariamente se mantendrá en observación y en aislamiento, se ha manifestado con ideas de asesinatos, escucha voces alucinatorias que lo culpan y amenazan con castigo, manifiesta delirios, siempre se siente perseguido o juzgado (psicosis paranoide).

El paciente fue encontrado en las calles de la ciudad de Budapest, presentaba una  alta dosis de anfetaminas y cocaína, los cuales han detonado y potenciado los síntomas de la esquizofrenia (psicóticos positivos), se debe dar una dosis diaria de fármacos antipsicóticos, los cuales bloquearan la recepción de dopamina en el cerebro del paciente.

Clínica psiquiátrica de Budapest
Doctora Julieta

 

Después de leer este diagnóstico, no sabía qué hacer, tenía miles de interrogantes en mi mente, simplemente me acosté de nuevo en la camilla y cerré mis ojos para descansar un poco, y de un momento a otro, escuché de nuevo la voz de Thomas, busqué en todos los rincones de aquel recóndito cuarto, pero él no estaba en ningún lugar, lo único que pude ver fue su reflejo en el espejo diciéndome y develándome una verdad aterradora y dolorosa – Emilio, la vida es un sueño, pero usted está sumergido en una pesadilla terrible, amigo mío, yo no existo en su mundo, soy un producto de su imaginación, usted es Thomas y a la vez Emilio, no tiene ninguna hermana, ella y su esposo son producto de su imaginación, usted y yo hemos asesinado a la usurera y al campesino-

– ¡Emilio!, ¡despierta ya! – Dice una voz lejana (mientras yo despierto llorando como un niño), creo que has tenido una pesadilla – dice mi hermana– es mejor que te llevemos pronto a la casa, ya te sentirás mejor.

Y mientras Elizabeth decía esto, yo empezaba a recordar todas las cosas, con lujo de detalles, y le digo noblemente a mi hermana: Elizabeth, ¿alguna vez he asesinado a alguien?, ¿es verdad que la señora Sonia y el campesino están muertos? ¿Soy un esquizofrénico? ¿Thomas existe? ¿Tú existes? ¿Yo existo? ¿Qué me está pasando?

– ¡NO! –dice Elizabeth– todo lo que dices es bárbaro y bizarro, y obviamente ninguna de esas cosas han sucedido, claro que tu existes, todos existimos, no puedes dudar de tu existencia, tú y tu filosofía, ya te pareces a Descartes, creo que has tenido pesadillas  horribles durante todo el tiempo que has estado en este hospital. Hermanito mío, ya no te preocupes por nada, todo estará bien, yo te cuidaré, ya el doctor te dará de alta en los próximos días, y volverás a tener la vida que tenías antes, porque has estado en este hospital aproximadamente 6 meses,  has estado en cuidados intensivos, pero tu metabolismo está estable, tus exámenes dan muestra de que todo en tu organismo está bien, y de que ya te has recuperado de aquel accidente que tuviste en el carro, pero gracias a Dios todo ya se ha solucionado- y mientras mi hermana sale de la habitación…-

¡ahhhhhh! ¡Qué horror! – Me grita Thomas reflejado en  el espejo– ¡algún día tendrá  que ver la realidad!, estás sumergido Emilio, todo esto es un complot,  lo han planeado todo en este tiempo en el que estuvimos dormidos y usted ya leyó su diagnóstico, ¡Emilio, por favor!, ¡tiene que despertar y ver la realidad!… Y yo, yo decidí hacer caso omiso y seguir a mi hermana y a su esposo y continuar mi vida como si nada de esto hubiese ocurrido y así purgarme de una vez y para siempre de este pasado infernal, porque  al fin y al cabo, yo tengo que asesinar a la usurera y al campesino con o sin  ayuda de Thomas, y asesinaré a todos los seres enfermos y decrépitos, menospreciadores del cuerpo y de la vida, esa es mi misión en el mundo, ¡yo soy una Deidad!

Observación #2: El paciente no ha recuperado la cordura, es el caso más grave de esquizofrenia que se ha presentado en la clínica psiquiátrica de Budapest, médicos y psicólogos de todo el mundo han estudiado su caso, pero no se encuentra respuesta, se encuentra aislado, con altas dosis de fármacos antipsicóticos, el paciente  sigue manifestando síntomas positivos de esquizofrenia,  tiene  diálogos y alucinaciones con sus amigos y familiares, ahora manifiesta grandiosidad, actitud de superioridad, cree que es un Dios, es un paciente peligroso, tiene ideas descabelladas de asesinatos, se debe mantener aislado y controlado.

Clínica psiquiátrica de Budapest
Doctora Julieta

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.