¿Qué libros nos recomienda Mario Vargas Llosa para este año?

Las recomendaciones de un escritor con tanto reconocimiento no pueden echarse en saco roto. Quizás alguno de estos libros nos sirva para empezar con seriedad-por fin- este año en el ámbito de la lectura. Dejamos ocho recomendados para que se decida con qué libro quiere empezar el mes de marzo. 

Reseñar a Mario Vargas Llosa como escritor jamás puede representar una obviedad. Sí, es el Nobel de literatura 2010 y  ganador de los premios más relevantes de la literatura universal. Pero, si todos saben que es excelente escritor ¿Qué objetivo tiene reseñar su obra? Este es el punto clave para entender la esencia de reseñar, todo está construido sobre las bases que llamaré “preferencias”. Siempre trato de incluir dentro de los textos los factores que me llevaron (antes y después) a escribir sobre el libro. Si es corto o extenso, a qué género pertenece, su argumento y no menos importante bajo que clave social o narrativa es aconsejable leerlo. Nuestro objetivo no se refleja en clasificar que obra es mejor que otra sino comentar bajo que gustos e intereses esta novela es una buena alternativa para un tipo de público.

Vargas Llosa lo entiende, yo lo intento y ustedes seguro lo hacen también. En esta oportunidad es el Nobel peruano quien nos recomienda las novelas que han marcado significativamente su vida.

La señora Dalloway – Virginia Woolf

“El embellecimiento sistemático de la vida gracias a su refracción en sensibilidades exquisitas, capaces de libar en todos los objetos y en todas las circunstancias la secreta hermosura que encierran, es lo que confiere al mundo de La señora Dalloway su milagrosa originalidad”, dice Vargas Llosa.

Lolita – Vladimir Nabokov

Humbert cuenta esta historia con las pausas, suspensos, falsas pistas, ironías y ambigüedades de un narrador consumado en el arte de reavivar a cada momento la curiosidad del lector. Su historia es escandalosa pero no pornográfica, ni siquiera erótica. Una burla incesante de instituciones, profesiones y quehaceres, desde el psicoanálisis -una de las bestias negras de Nabokov- hasta la educación y la familia, permean el diálogo de Humbert”.

El corazón de las tinieblas – Joseph Conrad

“Pocas historias han logrado expresar, de manera tan sintética y subyugante como ésta, el mal, entendido en sus connotaciones metafísicas individuales y en sus proyecciones sociales”.

Trópico de cancer – Henry Miller

“El narrador-personaje de Trópico de Cáncer es la gran creación de la novela, el éxito supremo de Miller como novelista. Ese “Henry” obsceno y narcisista, despectivo del mundo, solícito sólo con su falo y sus tripas, tiene, ante todo, una verba inconfundible, una rabelesiana vitalidad para transmutar en arte lo vulgar y lo sucio, para espiritualizar con su gran vozarrón poético las funciones fisiológicas, la mezquindad, lo sórdido, para dar una dignidad estética a la grosería”.

El gran Gatsby – Francis Scott Fitzgerald

“Toda la novela es un complejo laberinto de muchas puertas y cualquiera de ellas sirve para entrar en su intimidad. La que nos abre esta confesión del autor de El gran Gatsby da a una historia romántica, de esas que hacían llorar”, dice Llosa.

El doctor Zhivago – Boris Pasternak

“…Pero sin esa confusa historia que los manosea, aturde, y, finalmente, despedaza, las vidas de los protagonistas no serían lo que son. Éste es el tema central de la novela, el que reaparece, una y otra vez, como leimotiv, a lo largo de su tumultuosa peripecia: la indefensión del individuo frente a la historia, su fragilidad e impotencia cuando se ve atrapado en el remolino del “gran acontecimiento”.

El Gatopardo – Giuseppe Tomasi de Lampedusa

“Como en Lezama Lima, como en Alejo Carpentier, narradores barrocos que se le parecen porque también ellos construyeron unos mundos literarios de belleza escultórica, emancipados de la corrosión temporal, en El Gatopardo la varita mágica que ejecuta aquella superchería mediante la cual la ficción adquiere fisonomía propia, un tiempo soberano distinto del cronológico, es el lenguaje”.

Opiniones de un payaso – Heinrich Böll

“Opiniones de un payaso, su novela más célebre, es un buen testimonio de esta sensibilidad social escrupulosa hasta la manía. Se trata de una ficción ideológica, o, como decían aún en la época en que apareció (1963), ‘comprometida’. La historia sirve de pretexto a un severísimo enjuiciamiento religioso y moral del catolicismo y de la sociedad burguesa en la Alemania Federal de la posguerra”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.