PETRO NO PROPONE NADA NUEVO

 

El problema del pueblo colombiano es que es un analfabeto político, es decir, que no tiene cultura política y no entiende el funcionamiento de nuestras instituciones, ni comprende la arquitectura constitucional del país. Esta ignorancia es la que saben aprovechar los distintos “grupos de interés” (banqueros, ganaderos, terratenientes, dueños de los medios de comunicación, etcétera) para usar el miedo como arma política. El miedo tiene como función paralizar al elector, confundirlo, o incitarlo a optar por opciones que conjuren las consecuencias negativas de un eventual triunfo de la izquierda o del centro fajardista en Colombia. Ese recurso ya les funcionó a las castas políticas de siempre en el exiguo triunfo del NO en el año 2016. Afirmaron que el gobierno Santos le entregaría el país a las FARC, cuentico uribista, conservador y cristiano que fue desmentido, finalmente, el pasado 11 de Marzo cuando esa guerrilla obtuvo escasamente 50.000 votos. Sin embargo, hoy la clase política tradicional insiste en asustar al país con el delirante espectro del “castro-chavismo”, el cual es otro embuste sin pies ni cabeza. Veamos.

Hablar de castro-chavismo implica tener en cuenta que esa expresión cobija dos cosas diferentes: el régimen político instaurado en Cuba; y el régimen venezolano que se consolida con Hugo Chávez Frías. A pesar de que se los meta en un solo costal, no son lo mismo, ni tienen igual origen.  En el caso cubano fue una guerrilla armada, con un gran apoyo popular, la que derrocó al gobierno de Fulgencio Batista en 1959. Este régimen político -si bien ha tenido costos para ciertas libertades ciudadanas-,  a pesar del bloqueo económico impuesto por los Estados Unidos y la comunidad internacional, ha logrado mantenerse con indicadores sociales mucho mejores que los de conocidos países capitalistas. En el caso de Venezuela, fueron los militares los que apoyaron desde sus comienzos a Chávez, si bien él accedió al poder por las vías democráticas. Su gobierno allanó el terreno para la actual situación del vecino país en manos de Nicolás Maduro. En Colombia no hay en la actualidad ni lo uno ni lo otro, es decir, no hay una base social, ni militar y tampoco política que permita inferir la posibilidad de la consolidación de un castro-chavismo. Es así por la sencilla razón de que no hay una guerrilla armada, pues la que había ya entregó las armas, y el ELN no tiene ni la fuerza ni el apoyo popular para lograr algo semejante a lo que hizo Fidel Castro en Cuba; por otro lado, el propio Gustavo Petro no tiene la simpatía del sector militar, si bien en caso de un eventual triunfo, por mandato constitucional, las fuerzas militares estarían bajo su mando. Así que tampoco podría hacer aquí algo como lo que hizo Chávez en Venezuela.

Aparte de lo anterior, la posibilidad de un castro-chavismo en Colombia es ínfima debido a nuestro régimen y sistema políticos. En primer lugar, porque en Colombia funciona aceptablemente la división de poderes, lo que quiere decir que cualquier reforma constitucional sustantiva que intente Petro tiene necesariamente que pasar por el congreso y por el control automático de la Corte Constitucional, según se deriva del artículo 374 de la Carta y subsiguientes que regulan las reformas constitucionales por medio del Referendo, el Congreso y la Asamblea Nacional Constituyente. Por lo demás, en Colombia no es posible sustituir la constitución y sólo se puede reformar, tal como sostuvo la Corte en el fallo que impidió la reelección indefinida de Álvaro Uribe. En segundo lugar, la intención que ha manifestado Petro de convocar a una Asamblea Nacional constituyente requiere de mayorías en el Parlamento, y él sólo cuenta con 4 senadores. Invocar una constituyente es más bien un buen deseo de Petro, pero poco factible dada las fuerzas políticas que componen el nuevo Congreso elegido el 11 de Marzo. A decir verdad, le queda más fácil a la derecha, en caso de que gane, convocar a una Asamblea Constituyente o reformar la constitución, pues puede obtener más holgadamente las mayorías parlamentarias. Esto significaría un verdadero peligro para la democracia en Colombia, pues el Centro Democrático buscaría, sin duda alguna, permitir la reelección de Álvaro Uribe Vélez, si bien tendría que contar con un fallo positivo de la Corte Constitucional.

Hay que advertir que la Carta política colombiana no está mal, sólo hay que lograr que se aplique efectivamente, y que la filosofía política que contiene en la formulación de sus valores, principios, Estado social de derecho y democracia, se materialicen. La idea de una Constituyente no es buena en este momento políticos del país, con la actual crisis de legitimidad de los partidos y la polarización política. En este sentido, y si se mira bien el programa político de Gustavo Petro, él no propone nada nuevo, pues sólo le apuesta a la realización de mandatos constitucionales como la justicia social, la igualdad, la paz real, la función social de la propiedad, la educación gratuita, la protección de nuestros recursos naturales y medio ambiente, etcétera, tal como está estipulado en la carta de derechos. Es decir, no hay razón para temerle a un eventual gobierno de Petro, quien sólo pretende hacer lo que no han hecho los gobernantes que hemos tenido desde 1991. Y, como lo advertí, no sería un patrón o mandamás omnipotente, pues nuestro sistema político presenta una ingeniería institucional que afortunadamente aún funciona, y que le podría hacer control político y jurídico permanentemente. Petro tendría, más bien, muchos problemas de gobernabilidad, pero ésta se puede alcanzar dialogando y logrando acuerdos con las distintas fuerzas políticas del país.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.