«no mires arriba» una muestra de cómo nos mueve el mercado

Mucho se ha hablado ya sobre “No mires arriba”, el filme que trae la representación de la influencia de los medios y la incapacidad humana de poder tomar decisiones de manera autónoma, algo que generó un gran impacto en muchos, pero para mí lo más impactante radicó en las decisiones que se tomaron en torno al dinero.

Personalmente no tengo una inclinación o especial afecto a cualquiera de las corrientes ideológicas, políticas o económicas que discuten el capitalismo, pero puedo decir que tengo una percepción muy marcada de lo que el capitalismo, el capitalismo salvaje ha ocasionado en una sociedad como la nuestra. Destrucción.

Si lo pensamos bien, el sistema económico que se ha instaurado a lo largo del mundo permea absolutamente todas las esferas de la sociedad. Capitalismo, libre mercado, globalización, neoliberalismo, en realidad no interesa el nombre que se desee utilizar porque todos guardan el mismo objetivo, poner el mercado en el centro. Giramos en torno al mercado, el mercado decide nuestros estilos de vida, la carrera que vamos a estudiar, el trabajo que vamos a aceptar, lo que vamos a comer, lo que vamos a vestir, incluso los servicios de salud a los que podemos acceder. Y esto no sería un problema si, absolutamente, todas las personas tuviesen una misma capacidad de adquisición de la riqueza, pero la realidad es que vivimos en una sociedad ampliamente desigual, las brechas sociales son cada vez más amplias y el poder está centrado en todos aquellos que poseen el dinero suficiente para adquirirlo o respaldarlo. Es aterrador.

Para ilustrar mi punto, pensemos un poco en la película. Luego de utilizar todo el tema sobre el cometa como una cortina de humo para un escándalo político, la misión que han planeado para poder desviar la trayectoria del cometa fue suspendida porque un empresario, dedicado al mundo de las telecomunicaciones y quien además apoyo económicamente la campaña del gobierno de turno, considero que era más importante intentar destruir el cometa y poder recibir los restos para aprovechar los metales que lo componían a salvar la vida de toda la humanidad. Esta situación me hizo cuestionar muchas cosas, ¿A caso los intereses económicos de una persona sobre pasan la vida de millones de personas del planeta? ¿Se ha perdido la humanidad hasta ese punto? Pero lo más importante de todo ¿qué tan alejado está de la realidad?

Siendo honesta, la peor parte de todo esto es que es real. El mundo se mueve al compás de las necesidades y los intereses de las grandes corporaciones y empresarios. No hace falta más que mirar la crisis climática en la que nos encontramos para evidenciarlo, o podríamos también hablar sobre los conflictos bélicos que se han gestado en el medio oriente auspiciados por potencias necesitadas de sus grandes reservas de petróleo. Para no ir muy lejos, Colombia ha sido víctima también de toda esta economía extractivista preocupada por producir sin revisar los estragos que deja a su paso.

Destrucción de ecosistemas, contaminación de fuentes hídricas, desplazamientos forzados, vulneración de derechos, corrupción, homicidios, persecución a lideres sociales, cambio en las dinámicas sociales de las comunidades; las consecuencias de las actividades extractivistas en los territorios son innumerables y la excusa de todas ellas resulta ser la misma: el progreso y el desarrollo. ¿El progreso y el desarrollo de quién?

La humanidad se ha convertido en un Peter Isherwell, sedienta de un “desarrollo” a costas de un futuro que cada vez se ve más incierto y desalentador. Hemos arrasado con todo lo que se nos puso por delante y aunque somos conscientes de ello somos pocos quienes estamos dispuestos a hacer algo al respecto.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: