Escuchen a las mujeres

Cuando las mujeres alzan la voz automáticamente se siente un remezón que pone en jaque al sistema patriarcal. Si no, que lo diga Irán que está viviendo uno de sus momentos más importantes sobre la lucha de los derechos de la mujer. No solo es la muerte de la joven de 22 años por llevar mal puesto su hiyab (velo), sino que es la carga histórica que es ser mujer en un país de ultraderecha como este. Bien dijo Simón de Beauvoir: “no se nace mujer, se llega a serlo”. Pero para poder serlo se necesita de libertad, alegría, vida, garantías suficientes para que pueda construir su esencia. Pues bien sabemos, y lo aclaro Sartre, que la existencia precede a la esencia, es decir, que no estamos definidos ni nadie nos puede definir de forma arbitraría. Que toda consideración o mejor, que toda afirmación sobre nosotros no es más que un acercamiento concreto o vacío que tienen los otros sobre nuestro ser. En pocas palabras, tenemos el derecho y el deber de crear gracias a nuestra existencia, la esencia que nos diferenciará de los otros.  

Por esta razón las mujeres iraníes están cansadas y agotadas de la violencia física, sicológica y verbal a la que han sido expuestas por siglos. Mientras Latinoamérica sigue dando grandes pasos sobre el papel de las mujeres en la sociedad, en oriente medio esto es una utopía. La muerte de Mahsa Amini de 22 años desató toda la furia y destapó un acto de sororidad quizás nunca antes visto en esta región asiática. La vida de un ser humano no puede depender de un velo, de una bandera o de una religión. La vida de todo hombre y mujer merece ser respetada en todas las condiciones posibles. El mundo entero se equivoca cuando pone como prioridad los discursos raciales, homofóbicos, sexistas. Cuando los mismos siguen liderando, cuando el patriarcado domina sin piedad y controla todo lo que se mueve.

Bien por las mujeres que se han quitado su hiyab y lo han quemado. Bien por las mujeres que cortan su pelo, que descubren su rostro enfrente de aquellos hombres y mujeres que se atormentan, se rasgan las vestiduras porque no logran concebir en su cabeza que el mundo no es cuadriculado, ni blanco o negro. Que el mundo es diverso porque los hombres y mujeres lo son en cada segundo de su existencia. Bien por aquellas que han desafiado en protestas relámpago a la fuerza pública, al status quo que no encuentra forma de callar las voces que gritan libertad.

¿Nos debe doler lo que sucede en Irán? Claro que nos debe doler, así como nos debe incomodar y bofetearnos cada vez que sabemos que una mujer es maltratada, humillada, abusada por los hombres en el servicio público, en las universidades, en la calle, en la casa. El feminismo ha alzado su voz desde los años sesenta para decir: equidad, respeto, libertad. Y esa voz que debe tomar más fuerza, deberá extender su llama con ayuda de todos y todas.

El verdadero objetivo está en comprender, en sostener en nuestros labios y acciones el derecho por una vida digna, de una equidad que justifique el bien común y abra caminos en donde todos podamos construir nuestra esencia gracias a una existencia, a unas garantías que están hechas para ser felices. Comprendamos con claridad qué es lo que está sucediendo en Irán y apoyar la lucha desde lo propio, desde lo cotidiano. Son dos culturas diferentes, dos credos lejanos, dos formas de ver el mundo, pero una sola manera de conectar: la solidaridad justicia y sororidad. Escuchen a las mujeres, dejen que sus voces pongan a temblar al patriarcado, dejen que sus gritos muevan los viejos y obsoletos cimientos en los cuales está construida toda nuestra historia, toda nuestra episteme, toda relación humana. Es hora de escuchar y atender, es hora de soltar las armas y entender que hemos sido injustos con ellas y que les debemos muchas de las luchas que hemos librado.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Web construida con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: