AMOR, ME SABES A MANDARINA

Te levantas y no hay ningún mensaje en el celular. Caminas hasta la cocina y bebes un poco de agua, te sientas en el sofá y miras por la ventana, calles y calles que se cruzan y por ellas pasan carros, muchos carros y piensas que en uno de ellos se fue tu alma, se... Leer más →

Web construida con WordPress.com.

Subir ↑